Las cosas bonitas de dos chicas que dicen ser normales :)

13 de febrero de 2010

Hace mucho tiempo.

Llevaba varios día triste, pero hoy fue diferente.
Hoy me había derrumbado, sin necesidad de que hubiera un por qué.

Contemplaba desde mi ventana cómo la gente parecía feliz, cómo una fila de coches esperaba la señal de un semáforo para seguir su camino;
pensaba en cómo yo me había perdido en el mío.

Permanecía allí, en mi habitación, delante de un cristal que dividía dos mundos, el de todas esas personas y el mío propio, me daba cuenta de todas esas veces que, al igual que ellos, aparentaba felicidad, pero ahora no, ahora sencillamente estaba triste, sin motivo.

Sabía perfectamente que mi madre estaba detrás de la puerta, intentando explicarse porqué estaba así, y no pude evitar que una lágrima llegara hasta mi mejilla.

Permanecía allí, sí, delante de un cristal que dividía dos mundos . .

13 comentarios:

  1. Hay dias tristes sin más... eso tambien está bien, porque te desahogas. En fin, todo termina pasando :)
    Muaaaaacks

    ResponderEliminar
  2. como bien dice la de los calcetines de colores los días malos se van, aunque, fastidia mucho cuando se quedan a tu lado...Hay que saber que pasa :)

    besos

    ResponderEliminar
  3. Guaspas, de regreso por aquí.
    Sii, algunas vecestambién me siento así.
    Pero prefiero evitar esos días.

    Un beso.
    Love u

    ResponderEliminar
  4. Beso chicas cuidense del frio que esta feo el asutno por alla :)

    ResponderEliminar
  5. Los días tristes no atienden a razones...

    ResponderEliminar
  6. Es bueno desahogarse, y muchas veces necesitamos llorar sin ningún motivo aparente. esperemos que lleguen los días en los que sonriamos y seamos felices tbb sin ningún motivo aparente =))

    ResponderEliminar
  7. yo te hubiera dedicado una sonrisa a través del cristal.

    ResponderEliminar
  8. Somos seres humanos... tenemos 5 días buenos y 1 malo. También tenemos derecho a estar de bajón de vez en cuando, aunque no tengamos un por qué claro.

    ResponderEliminar
  9. Los de fuera del cristal probablemente tampoco estén felices, pero lo disimulan, se conforman, y es lo peor que pueden hacer.

    Ella asume que está triste. Ahora sabe que puede cambiarlo...

    ResponderEliminar
  10. Dile que le traigo un abrazo de oso para que no esté triste.




    mimito

    ResponderEliminar
  11. El primer paso es reconocerlo, a veces está bien estar tristes, así cuando la felicidad llega se valora más.
    En todo caso debe ser este frío, que amarga a los más alegres!
    Un besito:)

    ResponderEliminar
  12. Animo!!! con el tiempo pasa y las cosas se ven de otra manera...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

    ResponderEliminar

Ellas quieren que les digas algo bonito :)